Cajas para fotografías.


  A veces los fotógrafos no entregan las fotografías en álbumes sino en cajas, montadas sobre un soporte que puede ser una cartulina de alto gramaje. Estas cajas se hicieron con ese fin.


   Están hechas en linos de la gama de los tostados, con una altura interior que nunca supera los tres centímetros.


   En el interior están recubiertas del lino más clarito con una cinta de tiro para facilitar la extracción de las fotos.


   Se hicieron a juego con los porta cd´s para las copias digitales de las fotografías que se entregan.